Noticias

La Diputación Foral de Álava abre los plazos de los programas “Álava Innova” y “Emprender en Álava” 2020
enero 17, 2020
Casos de éxito: IBAISCANBIT y la oficina sin papeles
enero 31, 2020

El 69% de las empresas alavesas cree que se verán beneficiadas por la llegada de la Industria 4.0

La Cámara de Álava ha realizado un estudio sobre el estado de la Industria 4.0 en Álava para el que ha contado con 42 pymes industriales y más de 5.000 trabajadores.

Con motivo del proyecto Future ready ed right skills to right job financiado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea, la Cámara de Álava ha realizado un análisis de la situación del sector industrial respecto a las nuevas tecnologías englobadas en la Industria 4.0.

El estudio, en el que han participado 42 pymes industriales y más de 5.000 trabajadores, plantea aspectos como la familiarización de las empresas con la Industria 4.0, sus estrategias de implantación, previsiones de cambios en las plantillas, las competencias necesarias en su integración y el papel de la formación.

Empresas familiarizadas y optimistas con la Industria 4.0

Según el 56,1% de las empresas alavesas consultadas, la Industria 4.0 tendrá un impacto importante en su sector a corto plazo. Un dato muy positivo que, junto al 69% que considera que sus compañías se verán beneficiadas con la llegada de estas nuevas tecnologías, demuestra que la industria alavesa tiene muy claro el impacto y beneficios que puede obtener de la cuarta revolución industrial.

Aún así, todavía queda mucho trabajo por hacer: Solamente un tercio de las empresas consultadas tienen una estrategia específica para implantar tecnologías de la Industria 4.0, principalmente en las áreas de producción y fabricación. El 26,2% lo está estudiando y el resto, un 40,5% de las compañías encuestadas, no dispone ni está trabajando en una estrategia de implantación. Es más, el 47,6% de las empresas reconoce no estar preparadas para integrarse en la Industria 4.0 a corto plazo.

Una oportunidad para los/as trabajadores/as

Respecto a los/as trabajadores/as, el 61,9% de las compañías opinan que la Industria 4.0 es una oportunidad, mientras que únicamente el 7,1% lo ven como una amenaza de desempleo tecnológico.

En general, las empresas consultadas consideran más importantes las habilidades blandas, también llamadas “soft skills”, que las habilidades duras o “hard skills”.

Respecto a las habilidades blandas, la “apertura al cambio” se sitúa como la competencia más valorada por las empresas, seguida de la “resiliencia” y la “actitud positiva”. En cuanto a las habilidades duras, el nivel de Conocimiento de las TICs es la competencia profesional técnica más apreciada junto al Análisis de Datos (Big Data) y la Ciberseguridad. Los conocimientos en “robótica” y la “nube” son los siguientes ítems en nivel de importancia.

Reclutar personal especializado resulta difícil para las compañías. El 63,4% de las organizaciones encuestadas consideran complicado encontrar empleados con habilidades requeridas para puestos de trabajo específicos en la Industria 4.0, siendo la “Escasez de jóvenes cualificados en tecnologías 4.0” el principal obstáculo. Además, el 59,4% de las empresas afirman que la escasez de personal cualificado está afectando a su empresa.

La importancia de la formación 4.0

El 92,9% de las empresas consultadas consideran vital el papel de la formación para actuales y futuros trabajadores en tecnologías y habilidades 4.0. Aun así, solo el 14,6% disponen de un programa de capacitación para desarrollar competencias relacionadas con la Industria 4.0.

Entre las barreras para formar futuros profesionales o actualizar a los actuales en instituciones educativas o centro formativos para la Industria 4.0, el “desajuste entre oferta y demanda” se sitúa en primer lugar al señalarla el 57,9% de las compañías. Estas consideran que las formaciones impartidas por los centros de formación son ante todo impulsadas por la oferta y puede que no estén en línea con las demandas de la industria.


Si quieres consultar todos los datos, puedes descargarte el informe realizado por la Cámara de Álava a través de este enlace.