Noticias

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la UPV/EHU impulsan el master ‘Digital Management & ERP: Gestión de la Empresa 4.0’
April 17, 2019
La información geográfica puede marcar un antes y un después en tu negocio
May 15, 2019

Casos de éxito: Solagüen y la agricultura 4.0

Pocos sectores son tan tradicionales como el del mundo del vino. Especialmente si hablamos de los caldos de Rioja Alavesa. Las bodegas de esta región no sólo están orgullosas de producir los mejores tintos, blancos y rosados del mundo, si no también de hacerlo tal y como manda la tradición.

Aún así, y por muy chocante que pueda parecer, la tradición y el saber hacer centenario no están reñidos con la innovación y la implantación de tecnologías 4.0. Algo que saben muy bien en Bodegas Solagüen y el grupo empresarial Bodegas y Viñedos Labastida.

No en vano, han conseguido implementar tecnologías como el Sistema de Información Geográfica (G.I.S.) o el uso de drones en su sistema de producción. O lo que es lo mismo, han actualizado la agricultura y la viticultura la versión 4.0.

Situadas en la zona noroccidental de Rioja Alavesa, los viñedos de la bodega se caracterizan por el continuo cruce de climas (continental, atlántico y mediterráneo) que traen consigo fríos inviernos que reducen las plagas, brisas suaves que aíren las viñas y un verano de temperaturas moderadas con unos contrastes térmicos entre el día y la noche que favorecen una una maduración gradual y la fijación de polifenoles.

De ahí que sea tan importante el uso de tecnologías 4.0 como el Sistema de Información Geográfica (G.I.S.) o el uso de drones. Gracias a ellas han conseguido realizar zonificaciones prácticas de sus viñedos lo que les permite optimizar todo tipo de decisiones.

  • Dosificar mejor los fertilizantes.
  • Separar las uvas según su calidad en la vendimia.
  • Realizar una adecuada gestión cultural de la parte aérea.
  • O la centralización eficiente de esfuerzos en las zonas de necesidad, mejorando asi la efectividad de los insumos utilizados.

Al obtener una “fotografía” detallada de la realidad la toma de decisiones ya no se hace de forma subjetiva, en base a suposiciones, si no de forma objetiva, basándose en datos precisos y analizables.

Todo ello para que el vino se siga elaborando como siempre y sea mejor que nunca.