Noticias

El Grado en Industria Digital de Egibide y Universidad de Deusto recibe un Premio ABB.
December 11, 2018
Lo mejor de 2018
December 31, 2018

Posibilidades y oportunidades empresariales del Internet de las cosas (IoT)

Hasta hace unos pocos años la red era cosa de personas y ordenadores. Puede sonar a poco, pero esta capacidad de transmitir información en tiempo real de un lado a otro del planeta ha supuesto una de las mayores revoluciones en la historia de la humanidad. ¿Alguna vez has imaginado hasta donde podríamos llegar si, además de todo esto, pudiéramos acceder a la información en tiempo real y controlar todo tipo de objetos y máquinas que nos rodean?

Pues ese es, básicamente, el objetivo del Internet de las cosas o, como lo llaman en inglés, Internet of Things (IoT). Conectar de manera digital objetos de todo tipo con la red para que un ordenador pueda recopilar datos o controlarlos de manera remota sin necesidad de que una persona intervenga. Todo gracias a las conexiones WiFi, Bluetooth, RFID, NFC o la de redes inalámbricas como el LTE.

La esencia del IoT nació en 1999, cuando Kevin Ashton propuso la idea en el Auto-ID Center del MIT, y se puede aplicar a todo tipo de objetos, desde algo tan cotidiano como un electrodoméstico hasta un dispositivo médico. Aunque la gran mayoría entran dentro de tres grandes ramas: consumidores, infraestructura y empresas.

En el mundo cotidiano la llegada del IoT nos permite controlar la temperatura de nuestra casa desde el teléfono o programar cuando sale a limpiar la aspiradora robótica, pero ¿qué aplicaciones y oportunidades puede generar en el terreno industrial?

El Internet de las Cosas en la empresa

Según un estudio de Business Insider, en 2019 habrá un total de 23.300 millones de dispositivos IoT, de los cuales un total de 9.100 millones (un 40%) tendrán un uso empresarial. Casi tantos o más que dispositivos móviles como smartphones o tabletas.

“Las empresas industriales siempre están buscando formas de optimizar su sistema productivo (ajustes de tiempo, optimización en el montaje, robotización de tareas complejas…) y el IoT nos permite dar un paso más en ese camino” asegura Iñigo Collado de Deusto Sistemas. “Esta tecnología pone en valor el dato. Cada operación de montaje, cada parámetro de servicio de un PLC, cada fallo de una máquina… es un dato que a través del IoT se recoge y se puede interpretar y gestionar” continua.

Para Collado este nuevo paradigma de conectividad e información abre todo un mundo de posibilidades:

  • Comunicaciones M2M para automatización de procesos productivos complejos y variables.
  • Generación automática de SmartContracts para gestión de stocks
  • Generación de datos para definición e implementación de procesos de Machine Learning o de mantenimientos predictivos.
  • Monitorización online del estado de todos los sistemas de una fabrica
  • Trazabilidad completa de un proceso de manufactura a través de Blockchain.

El las posibilidades del IoT en el futuro, sobre todo cuando se desplieguen las nuevas redes 5G y dispositivos IPv6, son infinitas y tendrá aplicaciones tan disruptivas como la llegada del un coche autónomo capaz de comunicarse con otros vehículos y objetos (M2M), anticipar y evitar riesgos con analíticas predictivas o anticipar la demanda de transporte para ofrecer pasar de ser una propiedad particular a ser un servicio (Car as a Service).

Aunque tampoco hay que sentarse a esperar para ver aplicaciones reales del IoT. “Una de las implantaciones que hacemos en Deusto Sistemas de la tecnología IoT es en nuestros sistemas SCSI” asegura Collado mientras nos explica la solución que instalaron en una empresa del sector automovilístico. “Gracias a esta tecnología el operario puede ver en una tableta toda la información del vehículo que tiene delante algo que facilita bastante la fabricación de vehículos bajo demanda” concluye.

Bien por su capacidad de optimización de los procesos, bien por sus posibilidades futuras, queda claro que el Internet de las Cosas es una tecnología que va a cambiar la industria.